sábado, 18 de noviembre de 2017

OPORTO viene de OPORTunista?



Oporto es una preciosa ciudad, un destino absolutamente recomendable para un fin de semana turístico, puesto que no dejará de sorprender a propios y a extraños desde la enorme personalidad que emana su evidente decadencia...

Una decadencia que evoca el exuberante pasado que obtuvo de la comercialización del caldo al que prestó su nombre y que tantos apasionados como fama le darían, allende las fronteras del país lusitano.

Una fama hasta cierto punto inmerecida, todo hay que decirlo; y es que de Oporto, estos vinos, tan sólo tienen el nombre: porque ni se cultivan las uvas allí, ni envejece el vino, como tampoco se embotella en Oporto...


-. las uvas vienen de muy lejos, más de 100 kilómetros río arriba, de las comarcas que configuran el Val do Douro, cuyo mapa y ubicación puede verse en la ilustración.

-. Los frutos de la vendimia viajan río abajo, en barcazas como las que podemos ver en la fotografía siguiente, hasta las bodegas de la desembocadura del Duero...


a
Todas las bodegas se encuentran en el municipio de Villanova de Gaia, el pueblo que puede verse cruzando el río, frente a Oporto, y cuya existencia es absolutamente desconocida por una gran mayoría de los amantes de este vino, a pesar de que reposan en ellas durante muchos y largos años...



Sea como fuere, damos por bienvenida la usurpación de protagonismo de la que venimos hablando, en tanto en cuanto nos permitió disfrutar de los bellos rincones y maravillas con las que hoy nos enamora esta ciudad portuaria...

EXTRAS DEL POST
Ver más fotos