lunes, 27 de febrero de 2017

El Llagarón de Avilés



Un homenaje a la que con toda probabilidad fue la tasca que más me impresionó, de cuantas he conocido a lo largo de mi ya no tan corta vida... Desde aquí quiero agradecerle a Marta el habérmela dado a conocer en su día...

Se trata del Llagarón, y puesto que es no es infrecuente encontrarse establecimientos de hostelería con tal denominación, he de añadir que éste, éste del que hablamos, se encontraba en el casco antiguo de Avilés, en el Principado de Asturias.


Y digo que se encontraba, porque tras permanecer abierto durante la friolera de setenta y cinco años y ser regentado por dos generaciones sucesivas: el hijo y segundo propietario, D. Ramón Ovies, a quien podemos ver sujetando barra en la fotografía de la izquierda, encontró razones más que suficientes para cerrar definitivamente el negocio en el año 2007.
-

Lo había abierto su padre en 1932, al volver de su periplo por Cuba con los cuartos suficientes para montar una taberna en la Villa del Adelantado. No fue fácil, no: las ordenanzas municipales de antaño condicionaban el número de locales de este tipo al de habitantes del municipio, por cuanto fue necesario esperar e ir trapicheando hasta lograr, no antes de 1944, la pertinente licencia...

En las décadas siguientes, los acontecimientos llevaron a Avilés a crecer muy deprisa, aunque el Llagarón permaneció tal cual, sin modificar nada, ni siquiera sus telas de araña, que se acumularon en los estantes y las botellas durante más de 50 años... Por no cambiar, no cambió ni el papel del aseo, que seguía siendo el de la hoja parroquial o el periódico... Y no vayan a pensar, porque les garantizo que a pesar de cuanto vean y leen: en pocos sitios me sirvieron con mayor pulcritud...

Y así, el establecimiento se hizo viejo casi de repente, alcanzando a ser el noble representante del chigre tradicional asturiano, una oferta de hostelería y sociabilidad que ya no es de este mundo... 

En algunos ambientes de Avilés se decía: 


"Si quieres información, corta el pelo en El Gorrión,
come en la Eritaña o toma un vino en el Llagarón"...


EXTRAS DEL POST
Ver más fotos del local


domingo, 26 de febrero de 2017

El arco de la calle Machín...



En la mañana del primero de noviembre del año 1755, festividad de todos los Santos, la ciudad de Lisboa sufrió un terrible terremoto el cual, con una intensidad de 9 en la escala de Richter, no necesitaba del remate del posterior tsunami, para alcanzar a ser lo suficientemente dramático y devastador.

Quienes han paseado Lisboa saben muy bien de qué estoy hablando: la tragedia causó unos 90.000 muertos sólo en Portugal, aunque hubo otras zonas afectadas, de entre las que cabe destacar a las españolas de Ayamonte y Lepe.

Una sacudida así, no podía ser de otro modo, también se hizo notar tierra adentro y a muchos kilómetros del litoral: En la ciudad de Coria (Cáceres) se derrumbó la cubierta de la catedral, sepultando a los fieles que en ese momento se encontraban escuchando misa. En esta misma provincia el temblor llegó incluso a desviar el cauce del río Alagón.

En la comarca de La Vera (Cáceres) el cataclismo también quiso dejar huellas de su paso: fueron múltiples los destrozos, aunque afortunadamente no hubiera víctimas. En Jarandilla fue necesario construir este arco para evitar el derrumbe de los dos edificios a los que separa... 

Uno de ellos -el de la izquierda en la primera foto- que antaño fuera Hospital de los pobres, está situado en la esquina de dos calles: la de Machín, de la que estamos tratando, y la Calle de Santa Ana, que sale hacia la izquierda y donde hace más de 50 años, quien os escribe tuvo la ocurrencia de nacer...


EXTRAS DEL POST
Ver mi acuarela sobre ese arco


sábado, 25 de febrero de 2017

Con la Iglesia hemos dado...

Parroquia de San José, en Madrid
.
Poco a poco, los españoles vamos conociendo el compango con el que siempre se nos ha servido: un caldiburri de chorizos cocidos a fuego lento, sobre una reducción de explotación, servilismo y corrupción...

Con el paso de los años el idioma evoluciona modificando, ya sea desde el uso o el desudo, los diferentes matices del significado de su léxico: sirva para ilustrar cuanto digo el que desde los pasados años del romance hasta nuestros días, la palabra luego fue ganando en dimensiones, pero sobre todo en temporalidad, de manera que lo que antaño se vino empleando para expresar inmediatez, sirve ahora para decir "más tarde"...

Algo parecido ha ocurrido con la palabra "todos", aunque en este caso el cambio fuese mucho más drástico, puesto que su significado se modificó sustancialmente en tan solo unos días, coincidiendo con los juicios por el caso Noos y otros judiciables... Y es que desde entonces:
-. Hacienda seguimos siendo todos...
-. La justicia sigue siendo la misma para todos...
... Aunque todos ya no exprese -ni de lejos- tanta rotundidad ni totalidad...

Guió don Quijote, y habiendo andado como doscientos pasos,
dio con el bulto que hacía la sombra, y vio una gran torre,
y luego conoció que el tal edificio no era alcázar,
sino la iglesia principal del pueblo. Y dijo:
"Con la iglesia hemos dado, Sancho"

Otro ejemplo, que pone de manifiesto que ya desde los principios de la Democracia nos vienen tomando el pelo: se encuentra en la supuesta laicidad que derivaría del artículo 16 de nuestra Ley Fundamental... Nos guste o no, España sigue siendo un país católico, a tenor del Concordato que se firmó, un tanto sorpresivamente, apenas seis días después de votarse nuestra actual Constitución (1978). La Iglesia española sigue contando, por tal motivo y a pesar de todo, con privilegios que resultarían impensables en otros lugares de Europa.

Mientras se redactaba la Constitución se pactaron determinados acuerdos con los gobiernos anteriores (de Arias, de Suárez), aprovechando que eran católicos, de derechas y que por tales condicionantes defenderían los beneficios de la Iglesia. Con el Concordato tales acuerdos provisionales adquirieron el rango de Tratado Internacional, blindando jurídicamente los privilegios de la Iglesia Católica, frente a cualquier Gobierno futuro, que intentase revocarlos... 

Estos son los cuatro puntos del Concordato, que anulaba al de 1953:
-. El primero que regula la personalidad jurídica de las entidades eclesiásticas y los efectos civiles del matrimonio católico.
-. El segundo, docente, regula la enseñanza de la religión católica en los centros públicos.
-. El tercero, económico, regula la financiación de la Iglesia por el Estado.
-. El cuarto, castrense, prolonga la existencia de capellanes militares en las Fuerzas Armadas y el servicio militar del clero.

Son acuerdos vinculantes entre dos países que cualquier Gobierno, presente y futuro, está obligado a acatar, según los principios del Derecho Internacional: la Iglesia tiene personalidad jurídica propia; sigue sin pagar impuestos; extiende su cuasi-monopolio de la educación privada (con sustanciosos avances sobre la pública) e impone a la sociedad la hegemonía del integrismo católico. Las revoluciones han desmontado parte de los privilegios de la nobleza, pero no han podido con los de la Iglesia...


jueves, 23 de febrero de 2017

...Hay muertos dentro...



En linea con la tradición de alimentar esta nueva sub-sección de Forelatos, que versa sobre coches curiosos, a la que ilustro con algunos ejemplos en la continuación:
-. El Forofo
-. El Tio Putero

Esta fotografía la hizo mi hijo; se ubica en la división de los Estados Unidos de América con México, una frontera que hoy y desde la llegada de Donald Trump al poder, acapara una buena parte del interés por la actualidad mundial. 

Ese "Don't Open. Dead Inside" (No abrir, hay muertos dentro) puede llegar a ser, según creo, una medida de seguridad muy eficaz... 


miércoles, 22 de febrero de 2017

On the border



A pocas semanas de la elección de Donald Trump por parte del electorado Norteamericano y a tenor de ese estilo de liderazgo que empezó a desplegar desde el primer día, que muy poco dista del que un elefante mostraría en una cacharrería, mi hijo fue enviado hasta la frontera con Méjico por parte de los informativos de laSexta.

En pocos días recorrieron las ciudades y Estados más representativos de cuantos separan esta emblemática frontera, visitando -cámara en ristre y entre otros lugares- Estados como California y Arizona o ciudades como San Diego y Tijuana. Tucson, Phoenix y Nogales... 

Fueron días de toparse con numerosos tópicos; de fronteras y de alambradas, de muros y de entrevistas a deportados, pero sobre todo de poner de manifiesto que Trump, un presidente al que le pierden fundamentalmente las formas, no trajo ni una sola novedad a este asunto: antes de él ya existían todos y cada uno de los elementos de esta dramática trama.

Algo parecido vendría ocurriendo en la contradictoria Europa, nos rasgamos las vestiduras ante las declaraciones de Trump sobre política inmigratoria, mientras el Mare Nostrum se nos sigue llenando de dramas, de esperanzas frustradas, cuando no de cadáveres de refugiados... 

Siento vergüenza...

EXTRAS DEL POST
Ver algunas fotografías de esta aventura pulsando aquí.



sábado, 18 de febrero de 2017

Cines de Estreno



La primera sesión del cinematógrafo Lumière, destinada al público madrileño, se celebró el día 15 de mayo de 1896, coincidiendo con la festividad de San Isidro, en unos bajos del antiguo Hotel Rusia, ubicado en la céntrica Carrera de San Jerónimo

Así, Juan Antonio Cabero escribe: "El programa, motivo de la inauguración, se componía de una serie de cintas de celuloide, distribuidas en varias sesiones...". Algunas de las películas proyectadas fueron: Batalla de nieveBaños de DianaSalida de los obreros de la fábrica LumièreEl cochero dormido...

Para terminar de redondear el tema, la historiografía española aporta el siguiente dato: "Promio, representante de los Hermanos Lumière, sacó su cámara al exterior, la emplazó en la Carrera de San Jerónimo e impresionó un film con la salida de las alumnas de San Luis de los Franceses", convirtiéndose así, según el historiador, en el primer film rodado en nuestro país...


Curiosamente, en alguno de mis viajes a la capital francesa, también me topé con el primer lugar en el que los franceses vieron cine, pocos meses antes que nosotros, el 28 de diciembre de 1895, en pleno Boulevard des Capucines.


martes, 14 de febrero de 2017

BnF



La Biblioteca Nacional de Francia (en francés: Bibliothèque nationale de France), también conocida como BnF, es una de las más importantes del mundo. Se fundó en 1994, fruto del espíritu faraónico que dominó a una buena parte de los Presidentes de la República Francesa, desde el que pretendían dejar su impronta en el horizonte de la ciudad de París.
Sus actividades se reparten entre diferentes ubicaciones, pero la principal es la sede François Mitterrand, situada en el barrio de Tolbiac, en el distrito XIII de París. Sus colecciones físicas se estiman en unos treinta millones de volúmenes, a los que abríamos de añadir la ampliamente conocida Gallica, su biblioteca digital.
Un decreto del año 1537, que hoy sigue en vigor, exige que la Biblioteca Nacional de Francia guarde un ejemplar de todas las obras publicadas en el país vecino. Actualmente y a mayores de los millones de libros mencionados, alberga 350.000 volúmenes encuadernados de manuscritos e inmumerables colecciones de mapas, monedas, documentos, estampas y registros sonoros.


La obra de Dominique Perrault simboliza cuatro libros abiertos y enfrentados, son sus cuatro torres de vidrio y acero, de 80 metros de altura, que se alzan junto al río Sena, al sur de París
a
Cada torre lleva un nombre:
  • Torre de los tiempos
  • Torre de las leyes
  • Torre de los números
  • Torre de las cartas
El centro del edificio está ocupado por un jardín de 12.000 m² cerrados al público. 


domingo, 12 de febrero de 2017

Amelie



Para quienes vayan a París, casi constituye obligación la visita a este Café des 2 Moulins (Café de los 2 Molinos) por ser, tal y como suele decirse hoy, "un destino de película"...

La cercanía de lugares como la colina de Montmartre o la Basílica del Sagrado Corazón, ambos lugares turísticos insalvables, facilitará muy mucho las cosas.

En este café se rodó parte de la película Amelie, una de las más conocidas e internacionales del reciente cine francés, por cuanto consiguió y mantiene el segundo puesto en número de espectadores, tras la archifamosa Intocables (Intouchables).


En este bar Amelie trabajaba en calidad de camarera... Es este el motivo por el que hoy suele verse atestado de turistas, de todas las nacionalidades, deseosos de tomar un café en el establecimiento...


EXTRAS DEL POST
Más información, pulsando aquí
Ver extracto de la película



sábado, 11 de febrero de 2017

El tráfico en Nápoles



Siento un interés muy especial por las señales de tráfico en su calidad de elementos de arte urbano, tal y como pueden haber comprobado por anteriores ediciones de Forelatos.

Son ejemplos que ponen de manifiesto esta afición:
Entre otros...

La foto que os muestro hoy la hice en el casco antiguo de Nápoles, creedme si os digo que va a juego con el espíritu desordenado y caótico de esa interesantísima ciudad y de su tráfico...



domingo, 5 de febrero de 2017

Los 6 euros...



Me doy cuenta de que las rarezas de los coches, llamémoslas individualidades si lo prefieren, se fueron conformando, por su frecuencia, en toda una sub-sección de Forelatos.

La prueba, vean algunos ejemplos (pulsando sobre los enlaces):
-. El Forofo
-. El Tio Putero

Hice esta fotografía en las inmediaciones de la Piazza Venezia, de Roma, tal y como pueden comprobar por el reflejo del Altar de la Patria, el monumento a Victorio Enmanuelle II, la máquina de escribir o como quiera que se llame el edificio, en la luna del vehículo.

Pero lo que realmente me sedujo y acabó constituyendo motivo para la fotografía, son los seis euros que aparecen pegados con celofán en la parte superior del cristal, una cuestión que, lo admito y también lo siento: no sabría explicar...

A alguien se le ocurre algo, a mayores de la conocida y simpática excentricidad de los italianos?



sábado, 4 de febrero de 2017

El Muro de los Te Quiero



En un mundo en el que los muros simbolizan las fronteras del aislamiento que imponen nacionalismos, cuando no racismos: en París, y más concretamente en la colina de Montmartre, se le erigió un muro al amor, es el muro de los te quiero, o mur des je t´aime.

Se lo debemos a Frédéric Baron, quien tuvo la romántica idea de recoger los más de 300 te quiero escritos en 250 idiomas, sobre una pared de azulejos azules en la que destacan -dispersos- los pedazos de un corazón roto que simboliza a una humanidad que se desgarra, en pedazos que el muro trata de reunir.

El muro de los te quiero es, ya lo entenderéis, lugar de encuentro de enamorados en París y foto obligada para las numerosas parejas de novios que eligen Montmartre, como escenario con el que llenar su álbum de bodas... Pero también y sobre todo, el muro es un hervidero de turistas curiosos...



Por si alguien lo buscaba: en la fotografía pueden verlo escrito en un fragmento del muro, en el que están contenidos los 3 principales idiomas occidentales: 
-. En Español: esquina inferior izquierda
-. En Inglés: esquina superior derecha
-. En Francés: cerca del centro en la parte superior.


EXTRAS DEL POST
Ver en vídeo


viernes, 3 de febrero de 2017

Regalos de Dios



Al ver este vehículo por la carretera no pudimos evitar el pensar aquello de...:
"Dios debería ser más imparcial, justo y equitativo, a la hora de repartir dones entre sus hijos... 

A ver si le toca alguna vez a esta familia, que somos católicos de toda la vida, leñe!"


jueves, 2 de febrero de 2017

Las Religiones de Nápoles



Nápoles no es bonita ni majestuosa, es trepidante. No es amable, sino hostil y ruidosa. No es limpia, pero si cochambrosa. La más africana de las grandes ciudades europeas se levanta por las mañanas ya maquillada, con pinturas de la noche anterior; después y sin haber pasado por la ducha, se embadurna literalmente de desodorante barato...



En Nápoles hay dos religiones:
1- La oficial, que se impregna de una particular forma de idolatría hacia la figura de San Genaro.
2- Y la veneración por el que hace algún tiempo se consagró como Segundo Patrono local: Diego Armando Maradona.

En las fotografías (enlace al final de la página) vemos vallas al Santo, del tamaño de un edificio de cinco plantas, al más puro estilo de una campaña de marketing.

En el Bar Nilo, perdido por las callejuelas del casco viejo, El Pelusa tiene su propio relicario, que guarda un cabello y una lagrima de la estrella argentina.

En este bar ya se atrincheraron para el próximo encuentro entre el Nápoles y el Real Madrid, en breve, un choque en el que disputaran los octavos de final del campeonato europeo. Todos los napolitanos están convencidos de la victoria; por mi parte no consigo comprender cómo tanta gente puede estar equivocada a la vez.

EXTRAS DEL POST
Ver fotos pulsando aquí